día mundial de la hepatitis

Día Mundial contra la Hepatitis

El 28 de julio de cada año se celebra el Día Mundial contra la Hepatitis para concienciar sobre las hepatitis víricas, que inflaman el hígado y provocan diversas enfermedades graves, entre ellas el carcinoma hepatocelular. El tema de este año es: «La hepatitis no puede esperar». Con él se hace hincapié en la necesidad urgente de actuar para eliminar esta enfermedad como amenaza para la salud pública de aquí a 2030. No podemos esperar más: cada 30 segundos fallece una persona por síntomas relacionados con las hepatitis víricas, incluso durante la actual crisis causada por la COVID-19.

Esta fecha de conmemoración se fijó en honor al descubridor del virus de la hepatitis B, Profesor Baruch Samuel Blumberg, quien nació el 28 de julio de 1925 y fue galardonado con el Premio Nobel de Medicina en el año 1976

La importancia de celebrar cada año este día, radica en  concientizar, difundir y educar a la población sobre la problemática de las hepatitis virales y las enfermedades que estas provocan. Es fundamental saber que si bien en algunos casos las hepatitis causan cuadros banales, en muchos otros provocan insuficiencia hepática grave, cuadros agudos y crónicos, cirrosis y cáncer de hígado.

Cuando hablamos de hepatitis nos referimos a una inflamación del hígado que puede estar causada por uno de 5 virus específicos causales de hepatitis: A-B-C-D y E. Todos ellos pueden producir hepatitis aguda. Sólo tres (B, C y D) pueden evolucionar a hepatitis crónica y sus consecuencias son la cirrosis y el carcinoma hepatocelular.

La hepatitis A y E son causadas, generalmente, por la ingestión de agua o alimentos contaminados.  La hepatitis B, C y D, se produce normalmente por el contacto con fluidos corporales infectados. Las formas más comunes de transmisión de estos últimos virus son la transfusión de sangre o productos sanguíneos contaminados, los procedimientos médicos invasivos en los que usa equipo contaminado y, en el caso de la hepatitis B, la transmisión de la madre al bebé en el parto.

 

¿Cómo prevenir la hepatitis?

Es fundamental tener en cuenta que existen vacunas para prevenir las Hepatitis A y B, que forman parte del Calendario Nacional de Vacunación, aunque no hay vacuna contra la Hepatitis C. En este sentido, además de aplicarse las dosis indicadas, existen otras medidas de prevención:

  • No compartir artículos personales tales como cuchillas de afeitar o cepillos de dientes.
  • Limpiar derrames de sangre con 1 parte de lavandina por 9 de agua.
  • No hacerse tatuajes ni piercings con instrumentos que no sean descartables o esterilizados.
  • Usar preservativo.
  • Lavarse las manos después de ir al baño, cambiar pañales y tocar basura o ropa sucia. Asegurarse también de lavarse las manos antes de preparar alimentos y comer.
  • No beber leche no pasteurizada ni consumir alimentos hechos con leche no pasteurizada.
  • Lavar bien las frutas y verduras antes de consumirlas.
  • Cocinar bien la carne.
  • Lavar cuchillos y tablas sí estuvo en contacto con alimentos crudos.
Author Info

ViaSano Salud