0810-362-0777

Día Mundial de la Actividad Física

Hoy se conmemora el día mundial de la actividad física para concientizar a la población sobre los efectos negativos del sedentarismo y los beneficios del movimiento para el bienestar físico y mental.

Este día fue instaurado en 2002 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el fin de concientizar a la población sobre la importancia de la actividad física diaria y los beneficios que representa para la salud.

La inactividad física es el cuarto factor de riesgo más importante de mortalidad mundial. Hacer ejercicio físico moderado con regularidad es una de las maneras más sencillas de mejorar la salud y mantenerse sano.

En estos tiempos en los que la tecnología acaparó la atención de los más chicos, es necesario que en la infancia se desarrolle un vínculo con el entorno. Poner límite a los tiempos de pantalla como televisión, computadora, videojuegos y celular también es una estrategia efectiva para promover un cambio progresivo.

Los niños y adolescentes deben efectuar 60 minutos diarios de actividad física moderada o intensa. En la adultez, la práctica habitual de actividad tiene el potencial de prevenir y controlar varias enfermedades como la diabetes, enfermedades cardiovasculares, obesidad, osteoporosis, por ejemplo. Además, ayuda a reducir el estrés y a disminuir los niveles poco saludables de colesterol y de tensión arterial, así como participa en la prevención del riesgo de sufrir algún tipo de cáncer.

  • Realizar, por semana, entre 150 a 300 minutos de actividad física moderada (por ejemplo caminar). Sumar 2 días de actividad de fuerza.
  • Hacer pausas activas en el trabajo. Para las personas que están mucho tiempo sentadas, moverse durante 1 o 2 minutos por hora.
  • Contar los pasos, con la ayuda de alguna aplicación que se instala en los celulares. Esto contribuye a tomar conciencia sobre la actividad efectuada.
  • Este número de oro es el objetivo para fortalecer la salud: 10.000 pasos por día, son suficientes para abrir la puerta de la prevención, ayudando a controlar los factores de riesgo.

 

Algunas sugerencias para ponerse activos:

Preferir el transporte activo (caminar, pedalear, patinar).

Elegir las escaleras siempre, para subir y bajar, en lugar del ascensor.

Estimular los juegos que impliquen movimiento al aire libre, fomentarlos con nuestros chicos.

Buscar momentos para hacer un ejercicio físico que le agrade a la persona, incrementando la intensidad y complejidad de forma progresiva.

No subestimar actividades físicas como lavar el auto, limpiar la casa o tareas de jardinería.

 

Author Info

ViaSano Salud